Libro ilustrado sobre una niña que se dedica a escribir historias de jirafas, piedras que hablan, marcianos y zombies

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 29 de julio de 2016

RND - Títeres presentan cuento para niños - portadaAnte una veintena de niños acompañados de sus padres y con una tríada de títeres, se presentó el cuento La luciérnaga que no creía en cuentos de hadas (2013), ópera prima de la sancristobalence Fabiola Gutiérrez.

La idea original surgió a manera de un juego con amigos –comentó la autora–, creamos historias con el objetivo de que en algún momento fueran ilustradas. Tiempo después se convertiría en el primer título de la serie Caracolillo.

Para Emilio Gómez, uno de los presentadores, al libro lo sostiene “una historia maravillosa”, creada por una escritora que tiene tanto la formación técnica como la pasión y el talento que demanda el océano de la escritura.

Y es cierto, la obra es atractiva en fondo y forma: por un lado, la historia es de una niña con una enorme imaginación que se dedica a escribir sobre jirafas, piedras que hablan, marcianos y hasta zombies, que se hace acompañar, por otro lado, de las espléndidas ilustraciones y del cuidado de la edición a cargo de Hugo Cuesta (Naná) y Mónica Trujillo, respectivamente.

Por su parte, Malissa Pedrero destacó la importantísima función de la lectura a temprana edad en el desarrollo del lenguaje, así como sus virtudes para reunir a la familia y pasar tiempo de calidad. Esta obra, dijo, es una invitación abierta a los padres para que lean con sus hijos, se disfruten y formen recuerdos maravillosos.

La luciérnaga que no creía en cuentos de hadas forma parte de la serie infantil Caracolillo de la colección Biblioteca Chiapas del programa editorial del CONECULTA. El tiro fue de 2 mil ejemplares.