Texto: Mariana Piña

La mujer rota - portada¿Qué lugar ocupa una mujer dentro de sí? En La mujer rota, Simone de Beauvoir, a través de tres exquisitos relatos –”La edad de la discreción”, “Monólogo” y “La Mujer Rota”–, nos sumerge en la historia de cualquier mujer que renuncia de forma voluntaria, pero no siempre consciente, a sí misma.

Durante el desarrollo de la trama, De Beauvoir nos presenta escenarios en los que la maternidad, la pareja y el temor al encuentro personal, conforman el objeto central en la vida, hecho que se traduce en soledad, desilusión, tristeza profunda y amargura, cuando el ser al que se le confirió la calidad de primordial o insustituible, no desea serlo más.

La calidad narrativa de la autora, permite al lector introducirse en el mundo de tres mujeres, mundo en el que la frustración de no encontrar resueltas o satisfechas las necesidades personales, traducidas en expectativas o demandas hacia los hijos, se vuelve insoportable; mundo en el que la soledad se torna en rabia, rencor, desesperanza paralizadora; uno en el que el desencuentro con el compañero de vida, representa un abismo en el que el auto concepto forjado a partir de la visión del otro, se torna sombrío, impreciso.

La autora nos regala la posibilidad de usar un espejo para encontrar esos rasgos o patrones que, ya sea producto de nuestra educación, experiencia, cultura o prácticas sociales reproducimos y que nos impiden amarnos, valorarnos, haciéndonos conscientes de que independientemente del tipo o esquema de relación que planteemos con el otro, nunca debemos olvidar que la relación con nosotras debe ser auténtica, basada en el autoconocimiento, el amor y definitivamente el respeto.

Ficha técnica

La mujer rota
De Beauvoir, S.
Debols!llo
México, 2015