Texto: Mariana Piña

Guillermo del Toro: At Home with Monsters (En Casa con los Monstruos), la primera exposición retrospectiva del cineasta mexicano, organizada por el LACMA (Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, por sus siglas en inglés), el Instituto de Arte de Minneapolis y la Galería de Arte de Ontario, que se exhibe en Los Ángeles, California desde el 1 de agosto hasta el 27 de noviembre de 2016, podría llegar a la Ciudad de México.

La exposición permite al visitante explorar una parte del universo fantástico que gravita en la mente del director de películas como: Hellboy, el Laberinto del Fauno y Crimson Peak, por decir algunas. Conformada por objetos de su colección personal; dibujos, bocetos, libros, maquetas, pinturas, esculturas y vestuario, busca según palabras del propio director “presentar una pequeña porción de las cosas que lo han movido, inspirado y consolado en su tránsito por la vida”.

Organizada en ocho alucinantes secciones temáticas -Niñez e Inocencia; Victoriana; Cuarto de Lluvia; Magia, Alquimia y Ocultismo; Películas, Comics y Cultura Pop; Frankstein y Horror; Fenómenos y Monstruos; y Vida y Más Allá- la muestra hace un recorrido por escenarios fantásticos que descubren la vida de Del Toro. En ella se pueden encontrar pasajes de la infancia del productor y guionista, conflictuado por la educación católica que recibía y redimido por sus libros, películas e historias de horror, así como trozos de su inspiración ubicados en la época Victoriana, cuyo motivo central se halla fundado en el escritor Charles Dickens; por quien, por cierto, Guillermo nombró a la casa en la que alberga a sus personajes, ilustraciones, maquetas y trabajos –Bleak House-, misma que también cuenta con una habitación (Rain Room) en la que a través de efectos especiales se vive siempre en el ojo de una tormenta.

De igual modo puedes tropezar con impactantes criaturas formadas a partir de la influencia que sobre Del Toro ejercieron personajes como Luis Buñel, Alfred Hitchcock o H.P. Lovecraft, y por supuesto un área dedicada al monstruo de monstruos, aquel que fue creado por el Dr. Frankenstein y claro, Mary Shelley.

Sin duda es una exposición que, en caso de tocar tierra mexicana, no te puedes perder, ya que seguramente cambiará tu forma de ver el horror que despierta lo desconocido, experimentando, como dice el escritor, director, productor y novelista jaliciense, “el enorme amor que se requiere para crear, mantener y amar a los monstruos en nuestras vidas.”

Date una vuelta por su Instagram y acércate un poquito más a esta monstruosa exposición.