Canciones, títeres y cuentos para una retrospectiva de la vida del «Grillito cantor»

Texto y fotografías: Edgar Laram

Con un lleno total y una emotiva puesta en escena, Mario Iván Martínez y el público sancristobalence celebraron la prolífica carrera de Francisco Gabilondo Soler (1907), el Grillito cantor.

La presentación, titulada Descubriendo a Cri-Cri, hizo una retrospectiva por la vida de aquel personaje que hiciera de «las cosas simples» algo enternecedor y de lo cotidiano una verdadera aventura; el mismo que convirtiera una hoja verde en un inolvidable violín.

Pompas de jabón, pelotas al aire, confeti y un espectáculo de luces que hicieran las veces de estrellas, confabularon junto a Cri-Cri y Mario Iván para llevar al público a reflexionar, y sobre todo, a sentir su amor por la música, los libros, la naturaleza, y la vida.

El montaje incorporó, como era de esperarse, canciones, títeres y cuentos, no sólo para niños, sino para adultos (ahora casi todos padres); El baile de los muñecos, El ropero, Los ratones bomberos, Los cochinitos dormilones y El ratón vaquero, fueron algunas de las canciones por todos conocidas que hicieron cantar hasta a los más tímidos. Sin embargo, lo que sorprendió a todos fue que el actor concediera especial énfasis a las canciones menos populares, seleccionadas de un total de 260, creadas exclusivamente para el personaje que apareciera hace más de 80 años en la XEW.

Al final, echando mano de su experiencia como actor, pero más que eso, haciendo muestra de su gran talento como cuentacuentos, Mario Iván Martínez logró su cometido: interesarnos por conocer más de la obra de este inigualable compositor veracruzano.

Artículos similares

0 219

0 524