Texto: Edgar Laram
Información y fotografías: Ana Leticia Bedwell

Voluntarios de diferentes partes del mundo dan vida a un proyecto de construcción de escuelas para tres comunidades de Nepal, afectadas por el terremoto de 7.1 grados del año pasado que dejara una estela de más de 9 mil muertos.

Seis escuelas, cada una con capacidad para 450 niños para Prithivi, Bachchala y Jalpa, se construyen por manos locales y foráneas, bajo la dirección de la organización internacional All hands.

Desde hace más de diez años, All hands reconstruye, a través de voluntarios, los espacios indispensables de comunidades devastadas por desastres naturales. Estos proyectos de reconstrucción se desarrollan en los términos de las comunidades dañadas y de acuerdo a sus necesidades. Se trata de trabajo en equipo, cuidadosamente planeado, para edificar casas, escuelas, centros comunitarios, entre otros, que ayuden a normalizar la vida de los afectados.

La organización tiene como objetivo demostrar los alcances del trabajo de voluntarios a partir de obras concretas; sus proyectos, por un lado, dan un poco de esperanza a las comunidades afectadas, y al mismo tiempo facilitan experiencias únicas para los participantes.

All hands surgió luego del terremoto y tsunami del Océano Índico y del Huracán Katrina, 2004 y 2005 respectivamente. Actualmente opera en 108 países y tiene 66 programas en ejecución.

Si te interesa participar como voluntario, donar, o saber más de esta iniciativa no dudes en darte una vuelta por su página oficial.

Artículos similares

0 295