Texto: FactorDios
Ilustración: Mario A. Tassías
 
Wilhelm Konrad Roentgen fue el descubridor de los rayos X y dio con ellos por pura casualidad. Esto fue en noviembre de 1895 cuando estaba estudiando los rayos catódicos y se percató que hacían brillar una hoja de papel cubierta con platinocianuro de bario. Roentgen se llevó el papel a una habitación contigua y notó que el efecto persistía. Todo esto hizo que realizara una serie de experimentos para averiguar el origen y características específicas de estos nuevos rayos. Tan sólo un mes después dio a conocer sus descubrimientos en una ponencia ante la Sociedad Físico-médica de Wurzburg el 28 de diciembre de 1895. Konrad Roentgen los llamó X simplemente por ignorar su naturaleza.

Este descubrimiento le otorgó gran fama mundial y el tan codiciado premio Nobel; sin embargo, erróneamente se le atribuyó este descubrimiento a uno de sus asistentes y un Roentgen desilusionado abandonó su carrera como catedrático y terminó sus días alejado de la comunidad científica.

Artículos similares

0 527

0 296