Ha participado en bandas como Agüita de Jamaica, Antípoda, Mecafónica, Sonido Kaya y Adiction to the Queens, y actualmente trabaja en el primer material discográfico —o “viaje espiritual”, como él preferiría llamarlo— de su Vir Lumen.

Texto: Edgar Laram
Fotografía: Rocío Herrera

 

Roger Alcázar es un músico y productor independiente que ha sabido mantenerse como verdadero protagonista de la escena musical tuxtleca los últimos 15 años. Su versatilidad le ha permitido desarrollar proyectos, en colaboración y en solitario, de reggae, rock y house, por mencionar sólo algunos.

Tranquilo y con una sonrisa franca me saluda. Se sienta, apenas echa un vistazo al menú…

—Me trae un capuchino, por favor —dice.

Empezamos a platicar. Hace tiempo que no nos vemos; se le ve como siempre. Es de esas personas a las que pareciera que el tiempo apenas toca.

—¿De dónde vienes? —le pregunto.

—De dejar a mi hijo en casa de mi papá —sonríe con un aire de alivio.

Hace casi un año y medio se convirtió en padre de Luca, un niño que vino a desarrollar aún más su vocación de enseñar y compartir, a quien dedica gran parte de su día a día y del que dice ha disfrutado su evolución.

La magia de ser padre se hizo acompañar de cierta precariedad, desvelos, y sobre todo, de falta de tiempo para sus proyectos; sin embargo, de vez en vez, ya de madrugada, se encierra en lo que ahora es su estudio y se pone a tocar; otras veces, entre las siestas de Luca y Sebastián —éste último, hijo de su pareja— mezcla, ecualiza y afina sus grabaciones.

Roger es creador de la iniciativa Música de independencia chiapaneca, un grupo de Facebook con casi mil miembros, que tiene como propósito mostrar las creaciones musicales de artistas chiapanecos independientes.

—La idea es una especie de concierto en línea en que el público tenga acceso a una interesante diversidad de propuestas musicales.

Un desafío a la apatía —cada vez más generalizada— hacia las propuestas locales independientes, que sin importar que se trate de música o de otras expresiones artísticas, ha logrado invisibilizar el trabajo de creadores y gestores culturales, y lo que es peor, la existencia de un público ávido de propuestas sinceras.

Para él, la apatía se debe a que los esfuerzos de los creadores por mostrar lo que hacen, son esfuerzos aislados, desperdigados, y también a que en general la gente no asume un papel activo en la difusión cultural.

—Seguimos esperando a que las cosas funcionen a partir de las políticas públicas.

Música de independencia chiapaneca, en cambio, saca del anonimato a las creaciones musicales locales y a sus autores a partir del uso y la gestión de la red social, de modo que cualquier persona, no necesariamente alguien que se dedique a la música, puede informarse, comentar y compartir contenidos. Music for free.

—Un músico independiente vive de los conciertos, y para que la gente vaya a tus conciertos, primero debe conocerte. Sólo los grandes monstruos pueden vivir de la venta de discos.

Congruente a su estilo, Roger hace pausas, detalla sus ideas para poder explicarlas. Llevamos más de media hora y apenas ha dado un par de sorbos a su capuchino. Ya debe estar frío, pienso.

Vir Lumen (hombre luz, en latín) es su última creación. La define como “un proyecto referente a algo elevado y espiritual”. Ni que me extrañe, Roger siempre ha entendido la música como algo muy espiritual e introspectivo, algo que lo relaciona con dios y con la gente que le rodea; una especie de soundtrack para la película que se llama vida, que le sirve para sentirse bien, alimentarse y crecer.

Vir Lumen es el mayor desafío que se ha planteado en su experiencia como creador musical. Promete ser un material interesantísimo y paradójico: música que, aunque electrónica, no es necesariamente para bailar, sino para viajar, y que no es para enajenarse sino para pensarse. Una propuesta conceptual que el músico ha diseñado de cabo a rabo y que ha sido confeccionada en solitario, poco a poco, entre la noche y el alba, entregando por completo el alma.

Conoce el trabajo de Roger Alcázar escuchándolo en Souncloud, sólo da click aquí.

 

Artículos similares